Conectarse
Por aqui se entra!!,
Usuario

Contraseña

Recordarme
Recordar contraseña
¿Aún sin cuenta? Crear una
Hola amigos, tenemos los mejores contenidos preparados para tí, para acceder al contenido restringido, libros de astrologia, videos,etc..,necesitas conectarte.Un cordial saludo!
Portada
Crear Cuenta Usuario
La Astrologia
Biblioteca Virtual Online
Videos Astrologia
Carl Jung
Efemerides Gratis
Carta Astral
Musica Astrologica
Los Signos Zodiacales
Los Plantetas Zodiacales
Mitos y Significado
Un dia como hoy...
Últimas Noticias
Zona Relax
Sala Meditacion
Busqueda Avanzada
Contacta nosotros
Portada arrow Mitos y Significado arrow Codicia y Ambición arrow Mito de Aracne
Mito de Aracne Imprimir Correo
27-03-2008 a las 17:19:26

"El talento requiere humildad"

El talento es algo envidiable y, en cierta manera, peligroso, porque conlleva determinadas responsabilidades y desafíos. Debemos aceptar nuestros dones expresándolos de la manera más plena. No obstante, también necesitamos seguir siendo seres humanos corrientes, lo que requiere una cierta humildad. El relato griego de Aracne y su desmesurado orgullo, ilustra vivamente que el talento sin humildad no siempre acaba en triunfo. De hecho, puede acarrearnos la enemistad e incluso la represalia de los demas.

Aracne tuvo la fortuna de haber sido bendecida con una rara habilidad para tejer. Tan hábil era que no solo la gente común se afanaba por verla trabajar, sino que también las ninfas del bosque y del río venían a contemplarla asombradas para ver lo hábilmente que tejía y las maravillosas creaciones que salían de su aguja.

   En efecto, tan alta se elevó su popularidad que llego a oídos de Atenea, la diosa de esas artes, a quien Aracne, según muchos decían, debía su talento. Atenea enseño a los seres humanos a tejer, y todos los que poseen tal habilidad deben su talento a esta diosa. Pero la mera insinuación de ello hería el orgullo de Aracne y le producía un sentimiento de desprecio.

   __¡Atenea, por supuesto! No debo mi habiliadad a nadie más que a mí misma, y no existe nadie en el mundo ni en el cielo con quien pueda competir. Si Atenea lo desea, que intente medir su habilidad conmigo.

   Sus amigos temblaron al oírla hablar de este modo, y entre la multitud que se reunía como de costumbre a observar a Aracne surgió una anciana.

   __¡Ten cuidado con lo que dices, querida. La edad y la experiencia siempre dan sabiduría. Escucha lo que te digo, y consigue el favor de la diosa, pues ella posee dones que otorga a los mortales que la veneran. No hay ningún trabajo humano tan perfecto que no pueda ser mejorado.

 

__¡Anciana tonta, cuando necesite tu consejo te lo pediré! __ replicó Aracne furiosa. Si Atenea desea competir, déjala que venga.

   __¡Aqui me tienes! __ Afirmó una voz imperiosa.

   Y allí mismo, en donde había estado la anciana, se encontraba ahora la gran Atenea en persona, con toda su espléndida gloria.

   __¡Que empiece la prueba! __dijo la diosa.

   Al principio Aracne se sintió confusa, pero pronto recuperó la serenidad y aceptó el desafío abiertamente. Se dispusieron dos telares, y las rivales comenzaron a trabajar.

  ImageAtenea eligió para su diseño un tapiz en el que los dioses se encontraban dominando sobre la Acrópolis de Atenas: Zeus en toda su majestad, Poseidón con su poderoso tridente y ella misma ofreciendo el olivo a los hombres como su mejor don. Alrededor de esta escena central se hallaban estúpidos mortales sumidos en la confusión, gigantes rebeldes convertidos en montañas y, como  una insinuación para su presuntuosa rival, jóvenes parlanchinas convertidas en pájaros chillones. Todo enmarcado con hojas de olivo.

      Aracne optó por burlarse de los dioses con su labor escogiendo historias en las que los dioses se habían sentido avergonzados: Zeus cortejando a mujeres mortales de modo indecoroso, Apolo sirviendo de humilde pastor en la tierra, Dionisio pasando sus borracheras, todo ello enmarcado en un fino dibujo de hiedra y flores.

   Pera estas escenas irreverentes estaban tan bellamente trabajadas y con un arte tan ingenioso, que uno podía imaginarse que tocaba los animales y el follaje, de tan reales como parecían. Su talento era innegable y Atenea, cuando se levantó para examinar el trabajo de su rival, no lo puedo negar.  Increpó con ira a Aracne diciéndole:

   __ Teje para siempre, pero puedes estar segura de que tu trabajo aunque delicado y bello, solo servirá para despertar horror y disgusto en la humanidad; y, a pesar de los intrincados y fascinantes que puedan ser tus tapices, solo lograrás que sean barridos!

   Para su horror, Aracne se dio cuenta de que sus atributos humanos, sus miembros y su cuerpo, se estaban encogiendo. En menos de un minuto se había convertido en la  primera araña de la tierra, destinada a tejer para siempre, sin que su trabajo fuera apreciado jamás.

Última actualización ( 06-05-2012 a las 18:03:16 )

Toda la astrologia a tu alcance, crea tu cuenta gratis  para disfrutar sin limites de un apasionante viaje donde el universo encierra las claves de tu propia existencia. Sorpréndete y aprende divirtiendote con los seminarios de astrologia del prestigioso astrólogo jungiano Juan Tolosa Paz, signos del zodiaco, descarga libros de astrologia, el horoscopo  y por supuesto las últimas noticias y articulos que tenemos preparados para tí.

thumbF6.2.jpg