Conectarse
Por aqui se entra!!,
Usuario

Contraseña

Recordarme
Recordar contraseña
¿Aún sin cuenta? Crear una
Hola amigos, tenemos los mejores contenidos preparados para tí, para acceder al contenido restringido, libros de astrologia, videos,etc..,necesitas conectarte.Un cordial saludo!
Portada
Crear Cuenta Usuario
La Astrologia
Biblioteca Virtual Online
Videos Astrologia
Carl Jung
Efemerides Gratis
Carta Astral
Musica Astrologica
Los Signos Zodiacales
Los Plantetas Zodiacales
Mitos y Significado
Un dia como hoy...
Últimas Noticias
Zona Relax
Sala Meditacion
Busqueda Avanzada
Contacta nosotros
Portada arrow Los Signos Zodiacales arrow Sol y Leo a traves de las casas arrow Sol en la casa 12
Sol en la casa 12 Imprimir Correo
Sol y Leo a traves de las casas
27-03-2008 a las 08:45:06


   Entre el principio solar y la esencia de la casa Doce hay una discrepancia arquetípica básica. La tarea del Sol es establecer, esclarecer y perpetuar una identidad separada, en tanto que de la casa Duodécima emanan fuerzas que amenazan con disolver, socavar, inundar y desestructurar las fronteras del ego individual. La resolución del conflicto exige que el sentido del "yo" de la persona se extienda más allá de los alcancer más normales o habituales de la conciencia. Con el Sol en la casa Doce, el papel del yo es estar al servicio del alma.

Image   Quienes tengan el Sol en la casa Doce necesitarán aprender a estar a caballo sobre las fronteras entre lo personal y lo universal, lo consciente y lo inconsciente, el yo individual y el yo colectivo. Conseguirlo no es fácil: el yo personal necesita tener la flexibilidad suficiente para dar cabida a esos elementos, sin ser por eso tan débil que resulte abrumado por ellos.

   En su esfuerzo por mantener una identidad sólida y firme, es probable que la persona rechace completamente la existencia del inconsciente, ya sea personal o colectivo. En nombre de la claridad y de la razón, se erigen barreras para prohibir la entrada de todo lo impreciso, vago, irracional, místico o traspersonal.

   Durante el día la patrulla de fronteras sigue con la mayor presteza y diligencia las órdenes del yo, pero los centinelas nocturnos son notorios por su ineficiencia. Tan pronto como se quedan dormidos durante la guardia, lo que ha estado oculto o excluido de la conciencia se infiltra y la invade. (El poeta Robert Frost escribió: "Algo hay que no quiere murallas".) A la mañana siguiente la patrulla diurna retoma su actividad y los intrusos vuelven a ser expulsados.

  Y así sigue el proceso: vastas reservas de energía psíquica se dilapidan para seguir haciendo que una parte de nosotros mismos no tenga nada que ver con la otra. Así, privados de ciertos aspectos de nuestro ser, no es sorprendente que estemos sujetos a tantos conflictos y enfermedades, por no hablar de nuestro sentimiento de estar aislados de las demás personas.

    Al Sol en la casa Doce, sin embargo, se le da la oportunidad de unir las dos facetas del yo -lo personal y lo universal, lo consciente y lo inconsciente -en el intento de ayudarles a trabar recíproca amistad.

   La coalición entre las fuerzas del ego y el ámbito oculto más profundo de la psique es potencialmente muy fructífera. Quienes tienen al Sol en esta casa pueden actuar como canales o médiums para la expresión de imágenes míticas o arquetípicas del inconsciente colectivo, ya sea por medio del arte, la poesía, la danza, la música o alguna forma de actividad psíquica. Su sensibilidad y su actitud abierta ante aquello que va más allá de las necesidades del sí mismo personal hacen de ellos curadores y servidores que responden con eficacia a las necesidades de otros.

   Aquellas que tengan el sol en la casa 12, son personas que pueden ser usadas a modos de cálices para invocar cambios en el nivel de lo colectivo. De alguna manera, la identidad personal se enfrenta con algo mayor y más universal que ella, y lo incorpora.Image

   En la línea de las asociaciones tradicionales de la casa Doce, es probable que aquellos que tienen en ella al Sol necesiten pasar buena parte de su tiempo a solas. Son tan receptivos a lo que emanan otros, que continuamente absorben influencias del medio. Los períodos de retiro y retraimiento les ayudan a deshacerse de lo que han "captado" y a recuperar el sentimiento de sus propios límites. En ocasiones, un período de crisis y aislamiento precede a una experiencia de despertar y de iluminación.Otros nativos pueden estar tan confundidos y socavados por fuerzas inconscientes o elementos externos que su capacidad de llevar una existencia cotidiana ordinaria resulte gravemente disminuida.

   Hay diversas instituciones que pueden desempeñar un papel importante en la vida de estas personas. La vocación puede llevarlas a trabajar en hospitales, prisiones, museos, bibliotecas, etc. Ciertos textos astrólogicos sugieren que quienes tienen el Sol en la casa Doce han usado con demasiado egísmo su fuerza de voluntad en una vida anterior. Ahora deben ponerla al servicio de otras personas, o tener la experiencia de estar a merced de la autoridad de otros. El orgullo y la arrogancia soterrados o la convicción inconsciente de que el mundo está en deuda con ellos y debe reconocer su especial condición sin cuestionamiento alguno pudría causarles problemas.

   El Sol es un "principio masculino", y su presencia en la nebulosa casa Doce podría significar cierta medida de confusión en lo referente al padre o a otros varones en la vida del nativo, o a los sacrificios que hay que hacer en relación con ellos. En ocasiones, hay un fuerte vínculo psíquico con el padre.

 

Última actualización ( 12-02-2013 a las 19:33:13 )

Toda la astrologia a tu alcance, crea tu cuenta gratis  para disfrutar sin limites de un apasionante viaje donde el universo encierra las claves de tu propia existencia. Sorpréndete y aprende divirtiendote con los seminarios de astrologia del prestigioso astrólogo jungiano Juan Tolosa Paz, signos del zodiaco, descarga libros de astrologia, el horoscopo  y por supuesto las últimas noticias y articulos que tenemos preparados para tí.

Z12.8Dionysos.jpg