Conectarse
Por aqui se entra!!,
Usuario

Contraseña

Recordarme
Recordar contraseña
¿Aún sin cuenta? Crear una
Hola amigos, tenemos los mejores contenidos preparados para tí, para acceder al contenido restringido, libros de astrologia, videos,etc..,necesitas conectarte.Un cordial saludo!
Portada
Crear Cuenta Usuario
La Astrologia
Biblioteca Virtual Online
Videos Astrologia
Carl Jung
Efemerides Gratis
Carta Astral
Musica Astrologica
Los Signos Zodiacales
Los Plantetas Zodiacales
Mitos y Significado
Un dia como hoy...
Últimas Noticias
Zona Relax
Sala Meditacion
Busqueda Avanzada
Contacta nosotros
Portada arrow Los Signos Zodiacales arrow Artículos Publicados arrow El Cosmos y el Pensamiento Griego.
El Cosmos y el Pensamiento Griego. Imprimir Correo
20-05-2012 a las 02:42:44

La transferencia de ideas de Platón (428-348 a.C.) a Aristóteles (384-322 a.C.) nos lleva de un sistema de pensamiento que se alía de forma natural con la poesía y el mito a un reino de racionalidad, lógica y ciencia; Aristóteles, por ejemplo, se mostraba escéptico en cuanto al concepto de armonía de las esferas. Sin embargo, y a pesar del fuerte contraste en las orienta­ciones de estos dos padres de la filosofía, comparten ambos en su raíz una misma construcción del cosmos. Este legado cos­mológico reúne, en una concepción relati­vamente unificada, muchas expresiones di­ferentes y aparentemente sin relación de religión, magia, ciencia, filosofía y astrología de más de dos milenios de desarrollo de las culturas grecorromana, persa, islámica y europea.

Aristoteles concibió el cosmos como la obra perfecta de Dios. Aristóteles estudió, y posteriormente enseño, en la Academia de Platón en Atenas antes de ser tutor de Alejandro Magno y de fundar  su propia escuela, el Liceo. Sus tratados Del cielo y Sobre la generación y la corrupción traducen con efectividad el plan maestro del Cosmos de Platón a una concepción científica. AI igual que su maestro. Aristóteles vio la esfera celeste como la creación perfecta del dios creador, el Zeus del principio filosófico abstracto más que el dios temperamental del hombre común con sus mitos arcaicos. La esfera es incorruptible y eterna, y sus estrellas son luego divino; su movimiento es el primero de todos los movimientos, y de ahí su nombre latino primum mobile («el primer móvil»).

Un único movimiento incesante, la rota­ción de la esfera a lo largo del plano del ecuador, no puede dar cuenta tanto del sur­gimiento como del acontecer de todas las cosas de la creación El primer cambio cí­clico se produce por el gran" movimiento del Sol en sentido contrario al de las agujas del reloj, que alternativamente se aleja del ecuador de la Tierra y luego se acerca a él en su trayectoria anual a lo largo de- la eclíp­tica. Esta formulación es similar a la de Pla­tón, según la cual las distinciones entre las cosas se establecen mediante el movimiento de los planetas a lo largo del círculo incli­nado de la eclíptica. La alternancia estacio­nal acarrea, a su vez cambios en los cuatro elementos de los que están compuestas to­das las criaturas: fuego, aire, agua y tierra.

Los Pitagoricos en la Grecia Clasica. Aristóteles sostuvo que el propio tiempo y  los ciclos vitales de las criaturas vivientes, son funciones de este ritmo estacional del Sol. Pero el entremezclado de las criaturas en el mundo inferior produce un flujo caótico mediante el cual la contingencia oscurece esa pauta; así, nuestras vidas se abrevian o se alargan por innumerables incidentes tanto como por nuestra propia intervención consciente.

En su forma definitiva, la cosmología y la física de Aristóteles, emparejadas con su compleja concepción de los movimientos de las esferas del Sol, la Luna y los planetas, desarrolladas por su contem­poráneo el astrónomo Eudoxo (h. 400-h. 350 a.C.), proporcionaron una base completa para el universo físico. La fase culminante en la construcción de este modelo llega con las observaciones y las teo­rías del astrónomo, geógrafo y astrólogo alejandrino Claudio Ptolomeo (que floreció en el siglo II, quien dio nombre (tolemaico) al concepto geocéntrico (con la Tierra como centro) del Universo conocido por la cultura islámica posterior  y por Europa en el medievo; un sistema, por cierto, que se prestó estupendamente a las teorías platónicas sobre la armonía de las esferas.

    La expresión más sostenida y bella del cosmos medieval fue la conseguida por el poeta florentino Dante Alighieri (1265-1321). Escrito después de experimentar una visión mística en la semana santa de 1301, su gran poema Divina Comedia es una metáfora de múltiples grados sobre la trayectoria del alma a través de los misterios pa­ganos y cristianos, revelados en los universos de Platón, Aristóteles y Tolomeo. En el tercer libro. Paraíso, el ascenso al Paraíso se pro­duce a través de sucesivas esferas planetarias (véase ilustración, aba­jo). La descripción de Dante de este ascenso utiliza un simbolismo astrológico bien establecido para catalogar su propio sistema jerárquico (como un fichero cósmico), dando cabida a las almas de los muertos ilustres, los ángeles y los acontecimientos

Última actualización ( 20-05-2012 a las 10:17:32 )

Toda la astrologia a tu alcance, crea tu cuenta gratis  para disfrutar sin limites de un apasionante viaje donde el universo encierra las claves de tu propia existencia. Sorpréndete y aprende divirtiendote con los seminarios de astrologia del prestigioso astrólogo jungiano Juan Tolosa Paz, signos del zodiaco, descarga libros de astrologia, el horoscopo  y por supuesto las últimas noticias y articulos que tenemos preparados para tí.

O28.1BTriptolemos.jpg