Conectarse
Por aqui se entra!!,
Usuario

Contraseña

Recordarme
Recordar contraseña
¿Aún sin cuenta? Crear una
Hola amigos, tenemos los mejores contenidos preparados para tí, para acceder al contenido restringido, libros de astrologia, videos,etc..,necesitas conectarte.Un cordial saludo!
Portada
Crear Cuenta Usuario
La Astrologia
Biblioteca Virtual Online
Videos Astrologia
Carl Jung
Efemerides Gratis
Carta Astral
Musica Astrologica
Los Signos Zodiacales
Los Plantetas Zodiacales
Mitos y Significado
Un dia como hoy...
Últimas Noticias
Zona Relax
Sala Meditacion
Busqueda Avanzada
Contacta nosotros
Subscribir RSS
Portada arrow Personalidad del Signo de Escorpio arrow Como es la pareja Escorpio. Relaciones y amor.
Como es la pareja Escorpio. Relaciones y amor. Imprimir Correo
15-05-2012 a las 04:05:50

Cuando estudiamos el eje que forman Escorpio y su signo opuesto  Tauro, nos damos cuenta de que los dos representan el concepto humano del deseo de forma distinta. Tauro representa el deseo per­sonal, pero Escorpio se centra en el deseo compartido entre dos personas o dos o más entidades, ya sea en el sentido físico, sexual, personal o profesional.

  Uno de los talentos de Escorpio es el de ser capaz de encontrar un modo de compartir los recursos existentes, de trabajar cooperando para crear algo nuevo que beneficie a todas las partes y al mundo. Pocas personas pueden concentrar la energía con tanta fuerza como lo hacen los nativos de este signo. Así, Escor­pio será siempre uno de los signos más estrechamente relacionados con la creación de vida nueva.Escorpio y la pareja.

Por supuesto, toda esta energía concentrada puede tender y de hecho tiende a la obsesión. En el amor, Escorpio puede ser posesi­vo y hasta celoso, lo cual, dependiendo del punto de vista de su pa­reja, puede resultar encantador o exasperante. Espera de su pareja una devoción del tipo «todo o nada», porque eso es lo que da él. Si te enamoras de un o una Escorpio, pronto descubrirás que te ama con una intensidad que pocas personas son capaces de igualar. En efecto, es probable que sea la clase de amor que inspira las leyen­das. El amor que recibirás de un Escorpio será inolvidable. Quizá tú, como objeto de su amor, sientas el impulso de devolverle lo mismo.

Es posible que te hayas preguntado por qué Escorpio es cono­cido como el signo sexy y magnético. Los Escorpio pueden ser de todos los tamaños y colores, pero todos tienen una cosa en común: una seguridad interior detectable a cinco metros de distancia. Lo bueno es que cualquier Escorpio puede crear esa aura, no sólo los que nacieron ya guapos. Si tú lo eres, sabrás que atraes a la gente de una forma fuerte y magnética, aunque tu dulce «presa» (dicho en sentido cariñoso) no sepa muy bien por qué la atrae tanto estar con­tigo. Tu sexualidad innata, aunque sutil, siempre bulle por debajo de la superficie, tirando de los demás con fuerza.

Escorpio, a ti te encanta el sexo, y se ve de muchos modos suti­les: en tus modales, en tu forma de reír, incluso en la forma en que tocas ligeramente a alguien en el hombro. Una de tus cualidades más memorables es ese par de ojos seductores, capaces de derretir a cualquiera que entre en tu campo visual. Esa famosa mirada pe­netrante de Escorpio es bastante legendaria y atractiva (tanto en un hombre como en una mujer), y es capaz de conseguirte casi todo lo que se te antoje. ¡Emplea bien tu poder, querido Escorpio!

La peor situación que pueda existir para un Escorpio es la de verse sumido en un matrimonio sin amor ni sexo. Para este signo el sexo es importante. Después de todo, su casa es la octava, la del sexo, y tiene necesidad de expresar pasión. Sin embargo, para Es­corpio, el amor es para siempre. Si un nativo de este signo se en­cuentra casado con alguien que se ha vuelto distante, esta puede ser una situación realmente dura para él. Por muy difícil que le resulte acercarse a su pareja, merece la pena que lo intente, aunque ello signifique acudir a un consejero matrimonial.

Es posible que algunos Escorpio escojan sublimar su asombro­so poder sexual en proyectos creativos. Este signo parece haber de­mostrado lo que han dicho los sociólogos: que las personas creati­vas poseen mucha más energía sexual que el resto de la población. (No es de sorprender que Picasso fuera un Escorpio.) Siempre que los Escorpio se lanzan a su trabajo con su característica decisión, su creatividad tiene un enorme potencial de llegar a convertirse en algo grande.

La necesidad de Escorpio de fundirse con otra persona de for­ma intelectual, física y emocional siempre es excepcionalmente fuerte. En los negocios, lleva a la consecución de acuerdos, aplica­ción de la que hablaremos dentro de un momento, pero estudie­mos antes las relaciones personales. Una vez que Escorpio esté se-guro de estar enamorado, siempre querrá «poseer» a la otra perso­na. Hay muchas posibilidades de que esté listo para el gran com­promiso bastante pronto. Si su pareja no está preparada, él recha­zará su ruego de que le permita continuar alternando por ahí mientras sale con él. Cuando Escorpio está seguro respecto de una pareja, más vale que a esta le ocurra lo mismo con él. Esto forma parte de la devoción «todo o nada» característica de la personalidad de Escorpio. Si está muy enamorado, aceptará esperar un poco, pero sólo hasta cierto punto. A partir de ahí, es probable que grite: « ¡No quiero saber nada más de esto!», y cuando eso ocurra, no ha­brá nada que le haga volver.

Proteger tu intimidad parece ser un rasgo opuesto de tu per­sonalidad, sin embargo ambas características existen la una al lado de la otra: tu necesidad de intimidad y tu necesidad de compar­tir de corazón y de forma total (una vez que te has decidido por al­guien). Siendo Escorpio, sabes que prefieres tener cerca a tu ser querido en tu vida cotidiana durante la mayor parte del tiempo. No obstante, el tuyo es un signo taciturno, y por eso no sientes nin­guna necesidad de trabar conversaciones ociosas. De hecho, opi­nas que eso no tiene sentido y que constituye un desperdicio de energía. Es típico de Escorpio encerrarse en su guarida con la puerta cerrada durante horas y horas. O enterrar la cabeza en un libro o en un periódico y apenas murmurar un «buenos días» o un « ¿qué tal te ha ido hoy?» a su pareja (¿te suena familiar esto?). Cuando se comunica, a menudo es con un gesto de cabeza, una sonrisa, un gruñido, elevando una ceja o haciendo una seña con la mano, pero no con palabras.Escorpio y el amor.

Tu falta de interacción podría hacer pensar a tu pareja que no te preocupas por ella ni quieres que esté ahí, pero nada más lejos de la verdad. Sí que te preocupas, en realidad muy profundamente. ¡Es que no sabes demostrarlo! Escorpio, tienes que reconocer que du­rante la mayor parte del tiempo te gusta estar solo. Un exceso de ac­tividad social te resulta agotador, de modo que antes de que pase mucho tiempo empezar a rechazar invitaciones y a buscar tiempo seguro de estar enamorado, siempre querrá «poseer» a la otra perso­na. Hay muchas posibilidades de que esté listo para e] gran com­promiso bastante pronto. Si su pareja no está preparada, él recha­zará su ruego de que le permita continuar alternando por ahí mientras sale con él. Cuando Escorpio está seguro respecto de una pareja, más vale que a esta le ocurra lo mismo con él. Esto forma parte de la devoción «todo o nada» característica de la personalidad de Escorpio. Si está muy enamorado, aceptará esperar un poco, pero sólo hasta cierto punto. A partir de ahí, es probable que grite: « ¡No quiero saber nada más de esto!», y cuando eso ocurra, no ha­brá nada que le haga volver.

Proteger tu intimidad parece ser un rasgo opuesto de tu per­sonalidad, sin embargo ambas características existen la una al lado de la otra: tu necesidad de intimidad y tu necesidad de compar­tir de corazón y de forma total (una vez que te has decidido por al­guien). Siendo Escorpio, sabes que prefieres tener cerca a tu ser querido en tu vida cotidiana durante la mayor parte del tiempo. No obstante, el tuyo es un signo taciturno, y por eso no sientes nin­guna necesidad de trabar conversaciones ociosas. De hecho, opi­nas que eso no tiene sentido y que constituye un desperdicio de energía. Es típico de Escorpio encerrarse en su guarida con la puerta cerrada durante horas y horas. O enterrar la cabeza en un libro o en un periódico y apenas murmurar un «buenos días» o un « ¿qué tal te ha ido hoy?» a su pareja (¿te suena familiar esto?). Cuando se comunica, a menudo es con un gesto de cabeza, una sonrisa, un gruñido, elevando una ceja o haciendo una seña con la mano, pero no con palabras.

Escorpio es apasionadoTu falta de interacción podría hacer pensar a tu pareja que no te preocupas por ella ni quieres que esté ahí, pero nada más lejos de la verdad. Sí que te preocupas, en realidad muy profundamente. ¡Es que no sabes demostrarlo! Escorpio, tienes que reconocer que du­rante la mayor parte del tiempo te gusta estar solo. Un exceso de ac­tividad social te resulta agotador, de modo que antes de que pase mucho tiempo empezarás a rechazar invitaciones y a buscar tiempo para recargarte y regenerarte. Eso no es un rasgo bueno ni malo; simplemente es lo que es.

Para entender mejor tu forma de pensar, has de saber que Es­corpio considera que la información es un bien muy valioso que no debe compartirse o tratarse de manera despreocupada. Como con­secuencia, es posible que sólo reveles datos por la «necesidad de sa­ber más», e incluso en ese caso te mostrarás tacaño. Esa faceta taci­turna que te hace tener la boca cerrada para conservar algo que se parezca remotamente al control de tu vida, puede resultar difícil de entender para los nativos de otros signos, sobre todo en lo que se re­fiere al amor y la amistad. Tu lado callado es comprendido tan sólo por quienes tienen la misma tendencia que tú, pero si tratas con un charlatán como Géminis, por ejemplo, un signo que es como un li­bro abierto, tu necesidad de distanciarte podría ocasionar conflic­tos y herir sentimientos. Una pareja Géminis podría acusarte de pe­car por omisión; no de decir algo que sea mentira, ya que Escorpio suele insistir bastante en el tema de la sinceridad, sino de guardarte información deliberadamente con el fin de obtener alguna ventaja. Esto puede suceder en tu relación casi con cualquier signo, pues tú posees un punto de vista muy diferente en cuanto a la «gestión de la información».

No cabe duda de que durante buena parte del tiempo te gusta mantenerte a distancia del resto de la humanidad. En esto te pareces mucho a tu planeta regente, Plutón, que se encuentra en las regio­nes distantes de nuestro sistema solar, tan lejos que casi parece que estuviera rotando solo en su propio universo. Asimismo, los Escorpio desean evitar verse en exceso influidos o contaminados por otros sig­nos, quizá para conservar su pureza de propósitos y una fuerte inte­gridad dentro de sí. Tu intensa necesidad de intimidad encaja tam­bién con la descripción global de tu personalidad, porque tu signo rige, entre otras cosas, la pasión, la sexualidad y la reproducción, una parte de la vida que es también bástame íntima y privada. Es­corpio no es famoso por ser un signo promiscuo en lo que refiere a la vida, el amor y la sexualidad; de hecho, es sumamente fiel. El tema de los secretos y la confidencialidad tiene que ver con la intimidad y cae dentro del dominio de Escorpio. Si tienes un se­creto y se lo cuentas a un nativo de este signo, tu secreto estará a sal­vo, pero él no te contará a ti los suyos. ¿Conoces el chiste: «No pue­do contártelo, o tendría que matarte»? Se parece mucho. Escorpio se toma muy en serio las confidencias y los secretos. Si se le dice que no puede contárselo a nadie, ni con torturas físicas se logrará que diga nada. Y si tú cuentas algún secreto suyo que te haya con­fiado, olvídate; se acabó vuestra amistad. Tendrá dificultades para volver a confiar en ti. Con frecuencia es cierto que para Escorpio el hecho de revelar un secreto es peor que lo que ese secreto pueda contener. Sabemos que para los nativos de este signo es muy impor­tante la fidelidad sexual; se toman los votos muy en serio. Ten en cuenta que Escorpio es un signo fijo, leal, dado a cumplir su palabra y a insistir en una sinceridad total.

Por otra parte, tampoco debes olvidar que Escorpio es un sig­no que disfruta estando en el centro mismo del poder También es un signo bastante práctico, de mucha mundología y que lidia bas­tante bien con la realidad; dicho de otro modo, sabe qué se puede cambiar y qué no. Al mismo tiempo, cuando un Escorpio nos da su palabra, es para siempre. En el amor y en el trabajo, los signos más compatibles contigo son los de agua (Piscis, Cáncer y Escorpio), o bien los de tierra, prácticos y sólidos como una roca (Tauro, Capri­cornio y Virgo). Los nativos de signos de tierra estabilizarán de ma­nera atractiva tu energía de alto voltaje, mientras que los de agua prácticamente serán capaces de leerte la mente de forma muy flui­da e instintiva y te darán la sensación de estar sincronizado con ellos. En realidad, los mejores para ti son los signos de agua, y des­pués los de tierra. Ten en cuenta que debes observar tu carta astral en su conjunto, pues podría haber motivos para considerar compa­tible casi cualquier signo del zodíaco, dependiendo de las configu­raciones que contenga.

En los negocios, Escorpio ha perfeccionado el arte de hacer tratos, y también es muy consciente de la necesidad de mantener y asegurar los límites de su territorio. Su lema es: «Sospechar de todos y no fiarse de nadie». No te rías, ellos lo siguen a pies juntillas. Aunque el Escorpio medio es bastante sensible, jamás lo des­cubrirás; juegan bien al póquer, pues prácticamente lo han eleva­do a la categoría de una ciencia. Si eres Escorpio, sabrás que no parpadeas gracias a tus nervios de acero, que te ayudan a hacer frente a una enorme presión. Los antiguos sabían que los nativos de este signo son capaces de soportar una gran dosis de sufri­miento en su camino hacia el éxito en la vida, en cualquier nivel, ya sea físico, emocional, mental o económico. Esto es así porque tu corregente Marte, el planeta guerrero, te aporta una determi­nación inquebrantable.

Última actualización ( 20-02-2014 a las 05:12:55 )

Toda la astrologia a tu alcance, crea tu cuenta gratis  para disfrutar sin limites de un apasionante viaje donde el universo encierra las claves de tu propia existencia. Sorpréndete y aprende divirtiendote con los seminarios de astrologia del prestigioso astrólogo jungiano Juan Tolosa Paz, signos del zodiaco, descarga libros de astrologia, el horoscopo  y por supuesto las últimas noticias y articulos que tenemos preparados para tí.

Visita Online
Tiene 43 invitados en línea
S8.18Athene.jpg