Conectarse
Por aqui se entra!!,
Usuario

Contraseña

Recordarme
Recordar contraseña
¿Aún sin cuenta? Crear una
Hola amigos, tenemos los mejores contenidos preparados para tí, para acceder al contenido restringido, libros de astrologia, videos,etc..,necesitas conectarte.Un cordial saludo!
Portada
Crear Cuenta Usuario
La Astrologia
Biblioteca Virtual Online
Videos Astrologia
Carl Jung
Efemerides Gratis
Carta Astral
Musica Astrologica
Los Signos Zodiacales
Los Plantetas Zodiacales
Mitos y Significado
Un dia como hoy...
Últimas Noticias
Zona Relax
Sala Meditacion
Busqueda Avanzada
Contacta nosotros
Subscribir RSS
Portada arrow Personalidad del Signo de Libra arrow Como es la pareja Libra. Relaciones y amor.
Como es la pareja Libra. Relaciones y amor. Imprimir Correo
06-05-2012 a las 23:56:48

Los sociables Libra no son de los que se quedan en casa estar confinados en casita les pone nerviosos. Tener un flujo constante ríe gente en su vida aumenta su energía y su entusiasmo por vivir. Cuando llames por teléfono a tu amigo Libra, ten en cuenta que es probable que te encuentres con el contestador automático. 

  Pueden salir noche tras noche sin notar nunca cansancio, incluso cuando ya son mayores.
En conjunto, ser amigo íntimo de un Libra es casi siempre una experiencia cálida y estimulante. Los nativos de este signo son generosos y se toman muchas molestias para ayudarte. Creen en el valor de las nuevas experiencias, por eso tienen un montón de ideas sobre cosas que hacer, y casi todas ellas son singulares y enriquecedoras. Cuando un Libra te escucha y te habla, es como si no hubiera nadie más en la habitación... ¡ni en el planeta! Libra en el amor es tradicional..

Sin embargo, ten ni cuenta que esperará lo mismo de ti, y si no se lo das, no dejará de recordártelo diciendo cosas como: « ¡No me estás escuchando!». Perciben -y desaprueban- sin tardanza cualquier falta de atención.

Estos nativos regidos por Venus cuentan con una gran ventaja en asuntos del corazón. Sobre todo en un primer encuentro, el estilo seguro de Libra y su impecable aplomo suelen acelerar el corazón de cualquiera.

La seguridad en uno mismo es un fuerte afrodi­síaco. A Libra se lo llama el signo del matrimonio, porque tiene el ritual del apareamiento aprendido al dedillo. Ser agasajada por un hombre Libra es ciertamente una experiencia gozosa e inolvidable. Las mujeres Libra suelen ser las «chicas tradicionales» que aguar­dan a que el primer movimiento lo haga el hombre y llevan a cabo el juego del coqueteo con gran habilidad.

 Después de todo, la labor principal de Venus es enviar a Cupido a lanzar flechas a los corazones de amantes de todas partes que no sospechan nada. Cupido sabe que el romance necesita un empujón en la dirección adecua­da para poder despegar. Siendo el favorito de Cupido, Libra disfru­ta profundamente del hecho de estar enamorado.

Es posible que te sientas tentado a pensar que Libra es un sig­no sumamente emocional por estar regido por el planeta del amor, pero no es en absoluto cierto. En Libra es la cabeza la que domina el corazón. A este signo no le gusta verse arrastrado en el mar del amor. Notarás una ligera frialdad, sobre todo durante el período de conquista. La influencia de Venus en este signo le hace ser un tanto perezoso, y por eso la mayoría de los Libra son excelentes a la hora de buscar formas de hacer que las personas acudan a ellos; Libra quiere ser el amado, no sólo el amante. Pero para que estos nativos sean felices, el amor tiene que ser como ellos dicen. Preguntan: « ¿Para qué sudar cuando los demás van a acudir a ti de buen gra­do?». Y funciona; pocas personas se resisten al potente magnetismo de Libra.

Pero espera, podrías objetar ¿no acabamos de decir que Venus es el planeta del amor y del romance, el encanto y la belleza, sin las trabas del pensamiento, la moralidad y el intelecto? Cierto. Venus es todo sentimiento, nada de pensamiento, a veces incluso un poco narcisista, porque este planeta se considera receptivo, no agresivo. Y aunque se pueda tachar a los Libra de vanidosos, no son egocén­tricos. Esto puede parecer sólo una frase bonita, pero están pen­sando siempre en su pareja. Venus atrae a los demás, y no actúa de un modo abiertamente agresivo (enseguida hablaré más de esto). Verdaderamente, Libra es un ejemplo de contrastes delicadamente perfilados.

Pero no es la influencia de Venus lo que hace que Libra sea tan analítico y cerebral en el amor, sino el hecho de que esté clasificado como un signo de aire, y los signos de aire a menudo piensan hasta que acaba doliéndoles la cabeza. Simplemente analizan las cosas a fondo, hasta el menor detalle. Es raro ver a un Libra derramando lá­grimas en la almohada por un amor contrariado, ya que este signo se recupera con más rapidez que la mayoría. Y no sólo eso, sino que además rara vez verás a un Libra desesperado por amor. Por mucho que los nativos de este signo deseen el amor, este tiene que ajustar­se a sus condiciones, o perderán el interés, algo de lo que ya hemos hablado. No es que sean fríos, ¡por Dios, no! Poseen un corazón bueno y abierto, y están dispuestos a dar mucho a su pareja. Pero es que su gran inteligencia les dice: «Si él (o ella) no me valora, ya en­contraré a otra persona que sí lo haga». Lo que vemos en acción en este caso es una fuerte autoestima, y supongo que eso es sano. Y aunque a los Libra les gusta ordenar y mandar, lo hacen de un modo tan encantador que el objeto de su afecto con frecuencia está contento de entregarles las riendas.Libra y el amor.

Los Libra valoran tanto las relaciones que rara vez se les ve so­los. Si ocurre eso, será porque acaban de dejar atrás una relación, pero no es probable que permanezcan solos durante mucho tiem­po; les espera un nuevo amor a la vuelta de la esquina. De igual modo que Cáncer se siente perdido si no tiene un hogar, Libra se siente en medio de la nada si carece de una persona importante para él. Sí, algunos Libra jóvenes, en particular varones, debido a los condicionamientos sociales, pueden acabar estancados en el juego de la conquista y volver la cabeza hacia toda mujer que pase por su lado. Sin embargo, pronto incluso eso termina aburriéndo­les y están prestos para sentar la cabeza.

En el amor, una vez que los Libra han encontrado a su alma ge­mela, desean el compromiso, y eso suele significar matrimonio u otro acuerdo formal. Pero ¿no es eso lo que quiere todo el inundo? Sagitario, Géminis, Acuario y algunos Aries, por ejemplo, disfrutan de su condición de solteros y tratan de prolongarla todo lo posible. Piscis, un signo centrado en la creatividad, también es posible que escoja no comprometerse durante mucho tiempo. Los signos más compatibles para Libra son los de aire: Géminis, Acuario o bien otro Libra. Los signos de fuego (Aries, Leo y Sagitario) combinan bien con el elemento aire. Aun así, estos signos pueden plantear ciertos problemas si no sienten inclinación por contraer matrimo­nio tempranamente. Es posible que se dé cierto retraso hasta que ambas partes coincidan en el mismo esquema. « ¡Vamos a comprometernos!», podrías decirle a tu amor Libra, pero él o ella podría dudar de pronto. Hacen oscilar la balanza notablemente cuando intentan tomar una decisión. Los Libra necesitan mucho tiempo para sopesar las cosas, así que no te sorprendas si tu pareja decide que tiene que pensarlo todo una vez más.

Es interesante resaltar que Libra no rige la casa quinta (la del amor, los hijos y la creatividad), sino la séptima, que corresponde a las relaciones de compromiso. El amor se ha vuelto más serio al ir viajando por el zodíaco para aterrizar por fin en la casa de Libra. To­dos los proyectos conjuntos, tanto personales como de negocios, entran en este mismo sector.

Cuando se menciona a Libra como signo del matrimonio, qui­zá fuera sensato recordar que el matrimonio era una institución muy distinta cuando los antiguos desarrollaron la astrología hace miles de años. El amor no era la razón fundamental por la que se unían las parejas; la mayoría de los matrimonios eran concertados. No sería hasta la Edad Media cuando se empezó a tomar en serio el amor en relación con el matrimonio, como se ve en obras como los relatos del rey Arturo, con la aventura amorosa de Ginebra y Lanzarote. Más adelante, Shakespeare inmortalizó el amor joven y ro­mántico en su obra Romeo y Julieta, pero también transmitió el men­saje de que aunque el amor romántico era el éxtasis, con frecuencia conducía al desastre. Así pues, el romance, la diversión, los juegos, los misterios, las actividades de ocio y toda clase de especulación -incluido el riesgo- quedaron alojados en la quinta casa, la del amor. Todas las asociaciones profesionales, fusiones, tratados y ca­samientos (proyectos conjuntos que implican un contrato) fueron situados en la casa séptima y están regidos por Libra.

Dado que no hay suficientes planetas para que cada signo ten­ga el suyo en exclusiva, algunos rigen dos signos. En el caso de Li­bra, comparte a Venus con Tauro. En este último signo, el amor de Venus se expresa de un modo sumamente erótico y práctico, mien­tras que en Libra se expresa de una forma más espiritual, desapega­da, idealizada e intelectual, ya que este signo está más relacionado con la mente que con el cuerpo. Existen otras diferencias. Tauro es un signo fijo y Libra es un signo cardinal, y aunque los signos fijos son famosos por poseer una gran determinación, también son bastante inflexibles. Libra tiene una perspectiva más activa y enérgica que Tauro, que le ayuda a dar forma a su destino de un modo agresivo. Tauro tiende a ser un signo más reservado y apartado, más «fe­menino», mientras que Libra es un signo más activo, más «masculi­no-. Como signo de aire, Libra es más indagador que Tauro y se interesa mucho más por estar al mando de una relación, pero lo ex­presa sutilmente, un punto sobre el que volveremos dentro de un instante.

Con el fin de encontrar al compañero adecuado, los jóvenes Libra han de pasar algún tiempo solos para conocerse mejor a sí mismos, pero eso es poco probable, porque para ellos relacionarse socialmente es algo tan dulce como el azúcar. Hasta los niños Libra huyen de la soledad; aunque estén haciendo los deberes, desean te­ner un amiguito a su lado. Esto se debe a que los nativos de este sig­no, tengan la edad que tengan, trabajan mejor en presencia de un amigo o un entrenador, Libra se considera un signo «doble», al igual que Géminis y Piscis (los gemelos y los dos peces), Libra tiene los dos platillos de la balanza y le gusta actuar de manera dual. De hecho, los Libra se definen a sí mismos por medio de sus compañe­ros, pues aprenden mucho sobre su propia personalidad relacio­nándose con alguien en quien confían. Sobre todo les gusta tener una persona importante para ellos que esté dispuesta a actuar de caja de resonancia para sus muchos proyectos. Mediante la compa­ración con los demás es como comienza Libra su viaje de autodescubrimiento. Fijándose en lo que le falta a su persona cíe confianza, empiezan a valorar sus propios puntos fuertes.

Todo lo dicho sobre el amor y el matrimonio tal vez te lleve a pensar que Libra es un signo claramente emocional, pero nada más lejos de la verdad. A los Libra 110 les gustan las emociones desorde­nadas, y por eso es posible que no resulte adecuada para ellos una pareja que pertenezca a un signo de agua (Escorpio, Piscis o Cán­cer). Los signos de agua desearán que Libra se zambulla en las pro­fundidades del mar de los sentimientos, razón por la cual formará mejor pareja con nativos de aire o fuego, que se quedan en la su­perficie. A los signos de tierra (Tauro, Capricornio y Virgo), puede que tampoco les vaya muy bien con Libra, porque la relación po­dría venirse abajo debido a su fuerte sentido práctico.

Una vez casados, los Libra parecen mucho más contentos, y se muestran dispuestos a hacer lo que sea necesario para que el matri­monio sea feliz. No obstante, deben ser conscientes de que siempre existe el peligro de que puedan estar excesivamente dispuestos a mantener la paz, comprometiendo demasiado en nombre del amor. En su esfuerzo por agradar, pueden volverse complacientes o acomodaticios en exceso, y en ese proceso es posible que pierdan de vista sus propias necesidades. En algunos casos pueden creer erróneamente que de algún modo se requiere de ellos que den y hagan más de lo que pueden y terminen después desilusionados o decepcionados con la relación. Este dilema tiene fácil arreglo: si eres Libra, aférrate a tu identidad y decide por adelantado dónde trazar la raya que separe lo que estás dispuesto a hacer y lo que no.

A pesar de su aire general de suavidad y amabilidad, tal como ya he dicho a los Libra les gusta estar al timón de la relación para fi­jar su ritmo de avance y su dirección general. Esto es cierto con in­dependencia de que se trate de una relación personal o profesio­nal. Los Libra pueden ser mandones, pero consiguen salirse con la suya derramando encanto, y pocas personas logran resistirse a ellos.

Gomo pertenecen a un signo cardinal, los Libra temen ser do­minados por su pareja, y por eso inconscientemente vuelven las tor­nas para cerciorarse de que terminan estando al mando. Admiran la fuerza en su pareja, pero no quieren que actúe con ellos con mano dura. Sí tu pareja es Libra, nunca ganarás gritando: « ¡Tienes que hacer esto porque lo digo yo!». Libra te sofocará con tantas pre­guntas y discusiones que te interrogarás por qué se te habrá ocurri­do que podías salirte con la tuya empleando ese método.

 La situa­ción ideal es aquella en la que ambas partes tengan la misma voz. Sin embargo, aunque los Libra deseen mandar, lo harán de forma suave pero firme; se harán con el control de manera astuta, dulce y encantadora, y es posible que uno nunca sepa qué fue lo que le gol­peó.

   Afortunado el niño cuyo padre o cuya madre sea Libra, porque los nativos de este signo suelen ser padres estupendos. Justos e igua­litarios, escuchan a las dos partes de toda disputa entre sus hijos y procuran buscar una solución feliz.

   Ponen a sus hijos en contacto con las artes desde muy temprano en su vida, ya sea llevándolos a ver El Cascanueces, el circo o la Filarmónica para niños, leyéndoles cuentos para dormir escritos por autores y poetas galardonados, o poniendo una fantástica pieza musical en el equipo estéreo de casa. Los gustos de los Libra son eclécticos y sofisticados, de modo que habrá abundante variedad. Si un niño demuestra interés por tocar un instrumento o aprender a bailar, le buscarán unas clases.

 Desean enseñar a sus hijos las cosas buenas de la vida, y les dan dinero para gastos y les enseñan a gastar y ahorrar. En una familia Libra siempre hay diversión.

 Los Libra dedican mucho tiempo a su matrimonio y su familia, porque están muy centrados en ello.

Última actualización ( 07-10-2016 a las 12:36:32 )

Toda la astrologia a tu alcance, crea tu cuenta gratis  para disfrutar sin limites de un apasionante viaje donde el universo encierra las claves de tu propia existencia. Sorpréndete y aprende divirtiendote con los seminarios de astrologia del prestigioso astrólogo jungiano Juan Tolosa Paz, signos del zodiaco, descarga libros de astrologia, el horoscopo  y por supuesto las últimas noticias y articulos que tenemos preparados para tí.

Visita Online
Tiene 39 invitados en línea
thumbP11.1.jpg