Conectarse
Por aqui se entra!!,
Usuario

Contraseña

Recordarme
Recordar contraseña
¿Aún sin cuenta? Crear una
Hola amigos, tenemos los mejores contenidos preparados para tí, para acceder al contenido restringido, libros de astrologia, videos,etc..,necesitas conectarte.Un cordial saludo!
Portada
Crear Cuenta Usuario
La Astrologia
Biblioteca Virtual Online
Videos Astrologia
Carl Jung
Efemerides Gratis
Carta Astral
Musica Astrologica
Los Signos Zodiacales
Los Plantetas Zodiacales
Mitos y Significado
Un dia como hoy...
Últimas Noticias
Zona Relax
Sala Meditacion
Busqueda Avanzada
Contacta nosotros
Subscribir RSS
Portada arrow Artículos Publicados arrow Era de Piscis, Simbolismo
Era de Piscis, Simbolismo Imprimir Correo
10-01-2012 a las 01:00:37

   Durante aproximadamente los últimos dos mil años, el mundo ha atravesado lo que llamamos la Era de Piscis, porque la Tierra ha es­tado girando de manera retrógrada a través de esa constelación. Los astrólogos no se ponen de acuerdo en la fecha exacta en la que termina una era y comienza la siguiente (algunos opinan que esta­mos ya en la Era de Acuario, otros dicen que aún faltan varios cien­tos de años). De todos modos, todo el mundo está de acuerdo en que el último millar de años ha transcurrido dentro de la era de Piscis, la época en la que nació el cristianismo.Simbolos Piscis

   Cuando los astrólogos hablan de una era, como la de Piscis o la de Acuario, se refieren al tiempo durante el cual la Tierra se man­tiene, moviéndose hacia atrás (el movimiento llamado «retrógra­do»), en uno de los doce signos del zodíaco. Tal como ya he dicho, cada «era» dura unos 2.100 años.

   Dado que la Tierra se mueve hacia atrás a través de las conste­laciones, la era que acabamos de dejar (o que estamos a punto de dejar) es la de Piscis, que ha marcado los años del 1 al 2000, y que coincide con la era de Cristo y del cristianismo. Piscis se considera el último signo del zodíaco, una compilación de todos los signos anteriores a él. Conocido como el signo del amor universal, de la compasión y del altruismo, conoce la verdad del universo, pero no sabe decir por qué.

   Los nativos de este signo saben que el concepto de «la verdad» está siempre cambiando; para Piscis, un signo intros­pectivo, lo que reside en el interior del corazón humano es algo fia­ble, porque los sentimientos revelan el alma. Este modo de ver el mundo influyó en todo lo nuevo que la gente descubrió durante ese período, y una parte de la Era de Piscis fue denominada también la Edad de la Fe.

   El énfasis que se ponía en el lavado de los pies como un ritual que significaba la purificación del espíritu va unido al simbolismo de Piscis, ya que Piscis rige los pies. Los Piscis «cargan» con el cui­dado de los demás, y a menudo tienen los pies doloridos. Cristo ha­blaba de su papel como siervo de su rebaño. Una vez más, vemos en esto una idea muy propia de Piscis, que dice; «Creo» (mientras que Acuario, la era en la que nos encontramos ahora o nos encontrare­mos pronto, dice: «Demuéstramelo científicamente»).

   María, la madre de Cristo, personificó todas las cualidades de la polaridad de Piscis y Virgo, es decir, la modestia, el compromiso de servir y la aceptación pasiva de lo que no debe cambiar. En Piscis existe una fuerte necesidad de aparrarse del mundo, y el cristianis­mo concede mucho valor a los retiros, los conventos, los claustros y las peregrinaciones espirituales, es decir, a los lugares habitados o frecuentados por monjes y monjas o por otras personas profunda­mente religiosas. Vida Espiritual y Ascetismo

Por el contrario, al trasladarnos hacia la Era de Acuario, vamos poniendo un mayor énfasis en las actividades de grupo y en la comunidad, y así tenemos Internet y esas vistas de la aldea global que nos ofrece la televisión. Acuario es muy sociable. A Piscis también le gusta la gente, pero necesita disponer de vez en cuando de tiempo para liberarse de los problemas de los demás, que ha ido recogiendo de manera inconsciente.

La abstinencia es apropiada en el momento del nacimiento de un Piscis, ya que se trata de una época en la que la Tierra se está preparando para la primavera, la provisión de alimentos, que era abundante durante la cosecha de otoño, al llegar marzo se encuen­tra en su punto más bajo, puesto que estamos al final del invierno.

Otra prueba más de la relación de Piscis con la espiritualidad es el hecho de que los cristianos escogieron el pez como símbolo se­creto que los identificase como seguidores de Cristo. (Piscis, como regente de la duodécima casa, también rige los secretos y las activi­dades clandestinas.) Jesús pidió a sus seguidores que fueran «pesca­dores de hombres», y la palabra Belén significa, literalmente, «Casa del Pan».

Jesus lava los pies a sus discipulos.
Simbolismo Piscis
 En cierta ocasión, Jesucristo le lavó los pies a sus discipulos, y los cristianos creen que eso demuestra la humildad de Je­sús y conlleva el mensaje de que todo el mundo es bienvenido en el reino de Dios.

Neptuno, el regente de Piscis, siempre será el planeta que se­ñale áreas de la carta astral en las que hay fe, amor, caridad y espe­ranza, porque cada uno de nosotros tiene a Neptuno en algún lugar de la carta astral. También señalará los bordes imprecisos o las lí­neas desdibujadas, incluso una disolución y el esclarecimiento ge­neral de una situación. Los efectos de Neptuno son, como los del agua, graduales y lentos. Piensa en cómo el agua va desgastando poco a poco los afilados bordes de una roca hasta volverla suave al tacto. Neptuno aporta a Piscis, y en un sentido más amplio a cada uno de nosotros, creatividad e inspiración. Al ser la «octava mayor» de Venus, nos enseña a llevar el amor a un reino superior, más espi­ritual. Ya vés, uno se podría preguntar pues como  sería la Tierra sin este encantador e ins­pirador planeta que nos enseña no sólo a intentar alcanzar las es­trellas, sino también a tendernos la mano los unos a los otros en tiempos de necesidad.

A medida que vayamos adentrándonos en la Era de Acuario, no desecharemos sin más lo que hemos aprendido en los dos mil úl­timos años, sino que cabe esperar que lo llevemos con nosotros y lo utilicemos conforme vayamos convirtiéndonos en seres más desa­rrollados e iluminados. Con independencia de la religión o el modo de vida que escojamos, Piscis insta a la humanidad a creer, simple y profundamente, en el poder universal del amor.

Última actualización ( 08-01-2012 a las 14:47:27 )

Toda la astrologia a tu alcance, crea tu cuenta gratis  para disfrutar sin limites de un apasionante viaje donde el universo encierra las claves de tu propia existencia. Sorpréndete y aprende divirtiendote con los seminarios de astrologia del prestigioso astrólogo jungiano Juan Tolosa Paz, signos del zodiaco, descarga libros de astrologia, el horoscopo  y por supuesto las últimas noticias y articulos que tenemos preparados para tí.

Visita Online
Tiene 79 invitados en línea
Z36.1Euphrates.jpg