Conectarse
Por aqui se entra!!,
Usuario

Contraseña

Recordarme
Recordar contraseña
¿Aún sin cuenta? Crear una
Hola amigos, tenemos los mejores contenidos preparados para tí, para acceder al contenido restringido, libros de astrologia, videos,etc..,necesitas conectarte.Un cordial saludo!
Portada
Crear Cuenta Usuario
La Astrologia
Biblioteca Virtual Online
Videos Astrologia
Carl Jung
Efemerides Gratis
Carta Astral
Musica Astrologica
Los Signos Zodiacales
Los Plantetas Zodiacales
Mitos y Significado
Un dia como hoy...
Últimas Noticias
Zona Relax
Sala Meditacion
Busqueda Avanzada
Contacta nosotros
Portada arrow Los Signos Zodiacales arrow El Ascendente. Puerta Kármica arrow El Ascendente del Zodiaco. Puerta Kármica (1ª Parte)
El Ascendente del Zodiaco. Puerta Kármica (1ª Parte) Imprimir Correo
14-11-2011 a las 13:54:17

 Estudio del Ascendente (1ª Parte)  

    Aunque los expertos en astrología reconocen que el ascendente es una de las partes más importantes de la carta astral, existe cierta confusión en cuanto a sus objetivos y función. La cuestión relativa a si el ascendente es más o menos importante que el signo solar,tan sólo ha quedado respondida de un modo vago, ya que nunca se ha definido con claridad el ascendente.

 La mayoría de los expertos consideran que el ascendente no es más que una parte de la carta que ejerce influencia sobre el aspecto físico o que gobierna la visión personal del mundo. Tradicionalmente, se ha visto el ascendente como el modo en que hallamos la expresión personal a través del ego. Pensamos en el ego como en nuestra concepción del yo. Si analizamos la cuestión con mayor profundidad, observaremos que en gran medida, nuestra concepción del yo se basa en nuestra relación efectiva entre nuestro ser y el mundo exterior en el que intenta manifestarse. Así pues, el ascendente simboliza la personalidad de un individuo, ya que la personalidad es sencillamente el modo que el ser interior lo pone en contacto con el entorno externo. Ascendente y Destino

 Cuando las personas no utilizan su karma del modo adecuado, el ser interior malinterpreta su relación con el mundo exterior. Como consecuencia de ello, algunas personas tropiezan con dificultades o problemas de personalidad. Cuando se utiliza el ascendente de forma correcta, el ser interno y el mundo que lo rodea fluyen a través de la personalidad como una doble corriente que hace progresar a ambos.

 Por lo general, estudiamos el horóscopo a fin de mejorar nuestras vidas y ensalzar nuestra contribución a la evolución de la especie, y tendemos a ignorar el significado del ascendente. La mayoría de los estudiantes se concentran en las posiciones y los aspectos planetarios. Buscamos posibilidades y nos olvidamos de la realidad. Así pues, en lugar de ver a un individuo como realmente es, nos centramos en posibilidades futuras que pueden o no manifestarse. Cada carta astral contiene la totalidad de las posibilidades que la persona necesita para llevar una vida plena.

   Pero la plenitud de la vida tan sólo se convierte en una meta alcanzable cuando estamos "conectados" al modo en que nuestro ser interior da y recibe iluminación (hacia y desde nuestro entorno).

 Así, opinamos, el ascendente es la expresión de la realidad de cada persona. Cuando contemplamos el mundo como una entidad compuesta por todos los individuos, el ascendente nos muestra la verdadera estructura de la realidad del mundo. El potencial de un individuo o la evolución potencial de la raza humana en su totalidad son ideales de gran importancia. Pero es la realidad de los individuos, quienes se relacionan con aquello que les rodea, lo que hace al mundo tal como es. El ascendente se convierte en la puerta que nos permite comprender la realidad, no a través del potencial que puede alcanzar, sino a través de la misma esencia que está alcanzando.

 El ascendente como "puerta" se convierte en el filtro entre todo lo que existe dentro de la carta astral y todo lo que existe en el mundo exterior. Si consideramos la carta como un círculo cerrado, dotado de una puerta que da al ascendente, no resulta difícil de entender. Las personas tienen muchos pensamientos, sentimientos e ideas distintos sobre sí mismas y los demás. Pueden incluso percibir miles de maneras de emular a los demás o copiar los logros que admirar en el mundo exterior. El Ascendente Zodiacal

Pueden ver en sí mismo posibilidades que por razones oscuras no pueden alcanzar. Es el ascendente el que se centra en todos estos pensamientos, sentimientos e ideas, a fin de que las personas puedan llegar a expresarse de un modo coherente en un mundo coherente. Si pensamos en la carta sin un círculo que la rodee, entonces todos los pensamientos e ideas se derramarían sobre el entorno y crearían una vida de dispersión incoherente. Las personas podrían sucumbir a la atracción magnética de tal cantidad de factores externos que se sentirían descorazonadoramente pequeñas en un mundo que se les antojaría demasiado grande para poder acogerlas. Por el contrario, si cerramos el círculo y dejamos el ascendente como única puerta de acceso personal al mundo exterior, obtendremos una condición en la que podremos centrar y concentrar nuestras energías dentro de un campo coherente de expresión.

El ascendente es el filtro a través del cual podremos llegar a ejercer control sobre nosotros mismos.

CONTINUARÁ... 

Última actualización ( 30-11-2011 a las 14:59:34 )

Toda la astrologia a tu alcance, crea tu cuenta gratis  para disfrutar sin limites de un apasionante viaje donde el universo encierra las claves de tu propia existencia. Sorpréndete y aprende divirtiendote con los seminarios de astrologia del prestigioso astrólogo jungiano Juan Tolosa Paz, signos del zodiaco, descarga libros de astrologia, el horoscopo  y por supuesto las últimas noticias y articulos que tenemos preparados para tí.

thumbK24.1.jpg