Conectarse
Por aqui se entra!!,
Usuario

Contraseña

Recordarme
Recordar contraseña
¿Aún sin cuenta? Crear una
Hola amigos, tenemos los mejores contenidos preparados para tí, para acceder al contenido restringido, libros de astrologia, videos,etc..,necesitas conectarte.Un cordial saludo!
Portada
Crear Cuenta Usuario
La Astrologia
Biblioteca Virtual Online
Videos Astrologia
Carl Jung
Efemerides Gratis
Carta Astral
Musica Astrologica
Los Signos Zodiacales
Los Plantetas Zodiacales
Mitos y Significado
Un dia como hoy...
Últimas Noticias
Zona Relax
Sala Meditacion
Busqueda Avanzada
Contacta nosotros
Portada arrow Mitos y Significado arrow Mitos de Escorpio y Plutón arrow Perséfone y Hades
Perséfone y Hades Imprimir Correo
15-02-2010 a las 06:28:22

   La historia de Perséfone está llena de simbolismos, y parece ser reflejo de muchos de los temas de Escorpio. Pérsefone era la única hija de Zeus y Deméter. Por supuesto, Zeus era el más poderoso de los dioses del Olimpo, señor del cielo y de la tierra, de los dioses y de todos los seres humanos.

    Deméter era la diosa de la fertilidad y de las cosechas. Hades, dios del mundo sbterráneo, se fijó en la encantadora Perséfone, que era virgen, y se enamoró de ella rápidamente. No tardó mucho en decidir que debía ser su esposa. Un dia cuando ella estaba jugando en el prado entre las flores, la raptó se la llevó a su reino.

   En otra versión de este mismo mito, Hades aparece en un carro tirado por cuatro caballos negros que cruzan la pradera con fuerza atronadora. Agarra a Perséfone con un brazo y la desflora allí mismo, dejando el prado salpicado de pétalos de todos los colores. En el momento del rapto, Perséfone gritó pidiendo socorro, con la esperanza de que la oyeran sus amigas o su madre, pero según el relato, Hades actutó con tal rapidez que nadie vio el incidente y por lo tnato nadie pudo ayudarla. Para que conste, parece ser que Zeus, el hermano de Hades (que era, por lo tanto el tío de Perséfone) estaba enterado del inminente secuestro antes de que este tuviera lugar, pero no hizo nada para evitarlo. Cuando Hades hubo agarrado a Perséfne, el carro desapareció en una misteriosa abertura en la tierra, la cual se los tragó rápidamente sin dejar rastro.Image

  Cuando Deméter, la madre de Persefone, llego al prado para recoger a su hija y no la encontró, se volvió loca de inquietud. Durante los nueve días siguientesl, la buscó por todos los rincones de la Tierra sin detenerse a comer ni a dormir. Naturalmente, estaba muy turbada - furiosa, en realidad-  y en aquel momento no tenía ni idea de lo que había sucedido. En su caminar fue destruyendo cosechas, tierras y ganado, buscando a su hija por todas partes.

Pronto se hizo evidente que si Deméter continuaba haciendo eso, la tierra se quedaría completamente asolada. Estaba desbocada, y como no se detenía ante nada, pronto destruiría a la humanidad entera.

   Por fin Deméter supo por Hécate, diosa de la luna nueva, que Perséfone había sido raptada, pero no estaba segura de por quién. Deméter y Hécate consultaron al dios Sol, Helios, que lo ve todo a través de su brillante luz, y este les confirmó que Hades el quien había raptado a Perséfone, y les contó lo que había ocurrido exactamente. Deméter quedó horrorizada, y aunque Helios intentó convencerla de que aceptase el destino de su hija a lado de Hades, ella se negó en redondo.

   De hecho, Deméter se negó a regresar al monte Olimpo. También estaba enfurecida porque sospechaba que Zeus había tenido la oportunidad de impedir el secuestro. Se transformó en un ser mortal y vagó por la Tierra prohibiendo que esta produjera frutos, hortalizas y hierbas. Al cabo de un año de hambruna, Zeus comprendio que iba a tener que intervenir y hacer algo drástico para salvar a la Tierra. Si Deméter continuaba con aquella actitud, todos los seres vivos morirían y ya no habría mortales que adorasen a los dioses. Zeus estaba claramente preocupado.

   En primer lugar, probó a enviar una serie de dioses a razonar con Deméter, pero sin éxito. Ella se negó firmemente a hacer trato alguno hasta que tuviera de nuevo a su hija. Al final, Zeus se dio cuenta de que Deméter no iba a ceder. Así pues, envió a Hermes, mensajero de los dioses, a negociar con Hades en su nombre, que accedió a dejar libre a Perséfone, porque esta aún no había probado la comida de los muertos. Había estado tan afligida que se había negado a comer.

   Justo cuando iba a salir del mundo subterrénero (probablemente sintiéndose bastante aliviada y contenta), Hades la engañó convenciéndola para que comiera un solo grano de granada (Algunas versiones del mito difieren en este punto, diciendo que el jardinero de Hades dio un paso al frente para informar que Perséfone ya había comido siete granos de granada durante su estancia.) Con idependencia de la versión que prefiramos todos los relatos coinciden en que todo aquel que visitara el Hades no podía marcharse si había probado la comida de los muertos y punto. Como vemos de pronto había surgido un gran problema.

   Rea -madre de Zeus, Deméter y Hades- discurrió una solución con la que todos estuvieron de acuerdo, aunque a regañadientes. Perséfone habría de pasar seis meses (algunas versiones dicen que tres o cuatro meses) en el Hades y el resto del año en la Tierra con su madre Deméter. Durante los meses fríos, cuando Perséfone residiera con su esposo, Hades, sería la Reina del Mundo Subterráneo. Deméter cumplió su promesa de devolver la fertilidad a la Tierra y también regresó a su debido lugar en el monte Olimpo.Image

   Por otro lado, en cumplimiento de lo estipulado, durante el tiempo que Perséfone dejase su casa para convertirse en esposa de Hades en el mundo subterráneo, la Tierra quedaría fría y desierta hasta su retorno en la primavera, cuando recuperaría el calor y volverían toda la vegetación, lo frutos y la belleza de la vida.

   Plutón, además de simbolizar el renacimiento y el rejuvenecimiento, representa también la pérdida y las cosas a las que renunciamos para dejar sitio al crecimiento y la madurez. A menudo, cuando se experimenta un fuerte tránsito de Plutón, es como si nos arrancaran algo sin lo cual no nos sentimos capaces de vivir. Puede ser la muerte de un ser querido o la pérdida de una situación (un trabajo) o una relación que ha durado mucho tiempo y ahora se termina. Los finales forman parte de la vida, y auqnque en ocasiones tengamos la sensación de no poder contienuar después de experimentar esa pérdida, en realidad somos más fuertes precisamente por ello.

   Además, Plutón representa los pensamientos e idesas enterrados y reprimidos que residen en el subconsciente. (También Neptuno gobierna el subconsciente, pero tiene un papel distinto, el de supervisar los sueños, las inspiraciones y las aspiraciones.) En el mito, Deméter renunció a su hija y al hacerlo experimentó una pérdida y un dolor terribles. También lamentó que Perséfone perdiera la inocencia, y por eso el mito habla de la separación de madre y hija, tan necesaria para que la hija crezca y se convierta en una mujer. Con el retonro de Perséfone a Deméter y al mundo de los vivos, el mito simboliza el cíclico despertar espiritual y la nueva vida que sentimos en primavera.

  Cuando Perséfone regreso con su madre había cambiado, y madre e hija lo entendieron. Al igual que Persefone, la personalidad de Escorpio tine un lado sumamente brillante que coexiste con su lado oscuro. Este signo posee la capacidad de elegir qué energía ha de predominar, la mala o la buena.

Última actualización ( 15-02-2010 a las 13:28:39 )

Toda la astrologia a tu alcance, crea tu cuenta gratis  para disfrutar sin limites de un apasionante viaje donde el universo encierra las claves de tu propia existencia. Sorpréndete y aprende divirtiendote con los seminarios de astrologia del prestigioso astrólogo jungiano Juan Tolosa Paz, signos del zodiaco, descarga libros de astrologia, el horoscopo  y por supuesto las últimas noticias y articulos que tenemos preparados para tí.

T60.9Satyros.jpg