Conectarse
Por aqui se entra!!,
Usuario

Contraseña

Recordarme
Recordar contraseña
¿Aún sin cuenta? Crear una
Hola amigos, tenemos los mejores contenidos preparados para tí, para acceder al contenido restringido, libros de astrologia, videos,etc..,necesitas conectarte.Un cordial saludo!
Portada
Crear Cuenta Usuario
La Astrologia
Biblioteca Virtual Online
Videos Astrologia
Carl Jung
Efemerides Gratis
Carta Astral
Musica Astrologica
Los Signos Zodiacales
Los Plantetas Zodiacales
Mitos y Significado
Un dia como hoy...
Últimas Noticias
Zona Relax
Sala Meditacion
Busqueda Avanzada
Contacta nosotros
Portada arrow Mitos y Significado arrow Mitos de Géminis y Mercurio arrow Hermes, El Mensajero de los Dioses
Hermes, El Mensajero de los Dioses Imprimir Correo
Mitos y Sifnificado - Mitos de Géminis y Mercurio
Escrito por Mitos de Geminis   
08-12-2009 a las 01:00:00

   El mito de Hermes, el mensajero de los dioses, prepresenta muy bien el arquetipo de las características de Géminis. Desde su mismo nacimiento, Hermes es claramente muy precoz. La historia comeinza cuando él acaba de nacer. Venido al mundo en el inteior de una oscura cueva, era hijo del poderoso Zeus y de una diosa menor, Maya, que podría ser la diosa del cielo nocturno. Existe cierta discrepancia en los mitos acerca de la identidad de Maya, aunque la mayoría están de acuerdo en que era la hija del titán Atlas.

   Hermes nació de Maya tras la relación de esta con Zeus, pero fue obligada a guardarlo en secreto y a permanecer oculta en la cueva con su hijo. El pequeño Hermes sabía que su padre gobernaba en el Monte Olimpo, y no le gustaba nada la idea de vivir toda la vida en una cueva oscura. También le molestaba ver que sus hermanos (los otros hijos de Zeus) vivían rodeados de comodidades y honores. Hermes se fijó en que Apolo, el hijo favorito de Zeus, vivía en el palacio de su padre aunque no había nacido de Hera.Image

   Aburrido, Hermes se levantó de su cuna y salió de la cueva. Entonces vio una enorme tortuga y, con sus recursos y su ingenio, la mató, le arrancó el caparazón y acto seguido tensó sobre esa cavidad siete cuerdas hechas con tripa de oveja. Así inventó la lira. Aquí, Hermes revela el carácter creativo y juguetón de Géminis. Hermes se puso a cantar alegremente; estaba claro que sabía divertirse, y su amor por la música revela una personalidad básicamente feliz y optimista.

   A continuación empezó a gatear en busca de comida y descubrió un gran rebaño de ganado que supo que pertenecía a Apolo. Decidio robarle cincuenta reses. Como no quería que Apolo le atrapase, Hermes, muy inteligente, hizo que las reses caminaran hacia atrás en dirección a su cueva, y de ese modo, al ver las huellas, pareció que avanzaban hacia los pastos de Apolo, en lugar de alejarse de ellos. Para disimular sus propias huellas, Hermes se hizo un par de sandalias con ramitas, hojas y la corteza del tronco de un roble caído.

   Al margen de esto, el hecho de que el ganado robado por Hermes caminase hacia atrás parece recordarnos el movimiento retrógrado del planeta Mercurio que tiene lugar regulamente, cuatro veces al año, a intervalos de tres semanas y media.

 

   En astrología cuando Mercurio está retrógrado, ejerce un efecto distorsionante sobre todo el mundo. Parcece como si este planeta nos gastara bromas pesadas a los mortales, heciendo que las zonas que rige -la comunicación, el transporte y el comercio- se embrollen un poco. En esos períodos provoca también olvidos, la pérdida de datos informáticos, errores en olos itinerarios o maletas que se pierden, así como planes que se rehacen, se anulan o se aplazan. Tampoco es un período propicio para firmar documentos. Tal vez esto se deba a que durante ese tiempo Hermes aprovecha la oportunidad para hacernos alguna jugarreta.

   ImageEstudiemos la importancia de la habilidad de Hermes para ocultar sus huellas mientras se llevaba las cincuenta reses. La capacidad de descifrar las huellas de los animales es un arte atiguo, que con frecuencia era necesario para la supervivencia. Los que sobreviven en la naturaleza saben descifrar el significado de varios signos: una rama rota, la profundidad o la forma de una huella, trozos de lana adheridos a la corteza de un árbol... El cazador, al igual que los detectives de hoy en día, sabe extraer el significado de los pequeños indicios. Como dice el autor y experto en mitología Lewis Hyde en su libro "Triskter Makes This World, las historias de estafadores y rastreo son en realidad historias acerca de "leer" y "escribir" (la ramita rota es una forma de comunicación escrita), una paráboloa muy apropiada para el mito de Mercurio/Herrmes, que tan unido está a Géminis. Hermes "reescribió" el acontecimiento ocultando sus huellas de forma inteligente.  Mas aún, las historias de la mitología griega están llenas de personas que son capces de transformarse a sí mismas y adptar diversas formas, de quitarse la piel y crearse otra nueva, y esta era una capacidad muy aplaudida. Tal como deduce Hyde, entre los griegos antiguos el ingenio estaba más valorado que la rigidez o la inflexibilidad.

   Volviendo a nuestra historia, mientras Hermes robaba el ganado, un granjero llamado Bato vio lo que pasaba, pero Hermes se apresuró a pagarle para que guardara silencio. Como no se fiaba de él, regresó disfrazado y ofreció una recompensa a quien conociera al responsable del robo del ganado. Bato habló inmediatamente, demostrando así que estaba dispuesto a volverse contra Hermes. Este castigó  de inmeditao al anciano convirtiéndole en piedra. Esta historia prueba que Hermes era astuto; su aguda mente estaba funcionando todo el tiempo, igual que la de Géminis.Image

   A la mañana siguiente, hermes se detuvo para encender una hoguera. Sacrificó dos de las cincuenta vacas y las asó para la cena y tuvo cuidado de no dejar ningún rastro de ellas: quemó las cabezas y las pezuñas. Sim embargo, decidió que en vez de comerse la carne, no haría caso del hambre. Dividió la carne en doce partes iguales y ofreció un trozo a cada uno de los onces dioses del Olimpo: Zeus, Poseidón, Hades, Hestia, Hera, Ares, Atenea, Apolo, Afrodita, Artemisa y Hefesto,y se guardó una porción para sí mismo. Hermes había nivelado inmediatamete el terreno de juego; su acto fue muy sinificativo, pues constituyó el primer ejemplo de que los dioses comiesen carne de sacrificio.

   Al llegar la noche, Hermes volvío a introducirse en su cunita y fingió estar dormido. Pero su madre dedujo lo que había hecho y le increpó. Hermes le respondió que no iba a pasar toda su vida en aquella cueva oscura, sobre todo viendo que sus hermanos vivían tan bien en el Monte Olimpo. También le dijo que quéría que su padre, Zeus, le otorgara el mismo respeto que a Apolo.

   Mientras tanto, Apolo se dio cuenta de que le faltaba parte del ganado, de modo que comenzó a buscar al ladrón. A través de una serie de augurios y otros medios, encontró a Hermes. Cuando Apolo llegó a la cueva, Hermes se encontraba en su cuna. Al penetrar en la estancia la iluminó inmediatamente con un potente resplandor dorado.  El pequeño Hermes parecía dulce e inocente en su cuna, pero cuando Apolo le acusó de haberle robado ganado, se incorporó y empezó a discutir con él (revelando el otro lado, más astuto, de su personalidad). Se quejó de que Apolo pretendiera apbullarle recordándole que no era más que un niño pequeño, "nacido ayer" (Hermes había nacido literalmente el día anterior). Apolo no se dejó engañar, pero de todos modos se sintió divertido y hechizado por aquel singular recien nacido. Aquí vemos la inocencia infantil que todo el mundo señala en Géminis. 

   Hermes se gana fácilmente el apoyo de Apolo valiéndose de su encanto, su originalidad y su talento, dones que tambien le han sido concedido a la mayoría de los Géminis. Sabiendo que Hermes nunca sería un niño fácil de refrenar ni controlar, y un poco cansado por aquel episodio, Apolo dicidió llevarse a hermes al Monte Olimpo. Dejó el niño en el gazo de Zeus y defendió su caso. Zeus se vio en un aprieto; aunque reconoció instantáneamente a Hermes como hijo suyo, no quería admitirlo, porque entoces tendría que revelar su relación con Maya a su actual esposa. Aun así, Hermes era un bebé singular, y Zeus cayó también presa del encanto de la arrojada personalidad de su hijo.

  Mientras Zeus reflexionaba sobre su nuevo hijo, Hermes empezó a quejarse a su padre de que Apolo recibía mejor trato que él y le exigió que corrigiera aquella situación. Zues estaba tan divertido que rompió a reír. Aquí vemos a Hermes presionando para obtener el favor de su progenitor igual que haría cualquier niño de cualquier familia. Es importante señar que el elemento de la rivalidad entre hermanos es un tema dominante que interviene también en esta historia, a menudo como parte del simbolismo de Géminis. Sin embargo, el encanto de este signo, su capacidad de persuasión y su determinación prevalecen y le permiten salirse con la suya.  Zeu amaba a sus hijos, como era del dominio público, de modo que se encontraba en un dilema. No podía dar la espalda a la situación de un hijo (Apolo había perdido su ganado), ni tampoco tenía fuerzas para castigar a Hermes. Así pues, ordenó a los dos hermanos, Apolo y Hermes, que hicieran las paces, y luego dijo a Hermes que era necesario que devolviese el ganado.Image

   Mientra Apolo estaba en los pastos apacentando su ganado, hermes comenzó a tocar su lira. Apolo quedó hechizado, pues nunca había oído nada tan hermoso, y pronto olvidó su enfado por el ganado robado, que de repente ya no parecía importante. Empezó a negociar con hermes por la lira. Hermes le dio el instrumento a cambio recibió las 48 vacas quedaban de las 50 que había robado. Entonces, de inmediato fabricó otro ingenioso instrumento, una flauta hecha con un junco, de la cual Apolo también se encaprichó. A cambio de la flauto, Hermes le pidió su cayado de oro,y co él le fue dado el prestigioso honor de ser dios de los rebaños y los pastores. También recibió lecciones sobre cómo adivinar el futuro.

   Cuando Hermes volvió a encontrarse más tarde con Zeus, prometió no robar ni mentir de nuevo si se le otrogaba el mayor de los honores, el papel de mensajero de los dioses. Zeus comprendió que su mercurial hijo era ciertamente veloz, inteligente y tambgién divertido, buen negociador y locuaz, por lo que, efectivamente, resultaría un perfecto portavoz para los dioses. entre las obligaciones de Hermes, estaría la de guiar a las almas al mundo subterráneo y después regresar. Así, a Hermes le fue concedida la rara e importante libertad para desplazarse adonde se le antojara. En concreto, podía viajar libremente por tres reinos: el cielo, la vida terrenal de los mortales y el mundo subterráneo.

   Hermes recibió de Zeus un casco alado especial que le protegería de odas la inclemencias del tiemo, junto con una sandalias de oro también con alas que le garantizarían la rápida entrega de los mensajes. Asimismo, recibió la vara del heraldo, el caduceo, que sugiere el vínculo entre la mente y el cuerpo en el proceso de curación.

   Hermes sería el encargado de la seguridad de los viajeros, promovería toda clase de comercio y negociaría tratados y acuerdos. La relación entre padre e hijos funcionó muy bien. Hermes se convirtió en el compañero constante de Zeus; de hecho, este nunca viajaba a la Tierra sin llevar con él a Hermes. Apropiadamente Hermes significa  "el del montón de piedras", lo cual hace referencia a la pequeña pila de piedras con que lo viajeros marcan una ruta al borde de un camino para beneficio del los que vengan detrás de ellos.

   Aquí vemos el legado astrológico de Géminis como guía intermediario o conector de personas, cosas o sucesos en el mundo en general, e internamente como una parte de la mente también. Hermes simboliza además la mente -la razón, el habla, la escritura, la lectura, las ideas y la comunicación- así como los viajes y los transportes. Incluso internamente, dentro del cuerpo, la mente sirve de mensajero del organismo al enviar impulsos voluntarios e involuntarios a través del sistema nervioso.

   A Hermes le coresponde también el mérito de haber desarrollado el alfabeto griego y de haber inventado la escala musical, la astronomía, la gimnasia y el boxeo. Es el dios que personifica la juventud, los viajeros, lo comerciantes, los mensajeros y la comunicación, además de los ladrones y los tramposos.

   A ese respecto, el estafador no es necesariamente una mala persona, sino alguien que altera el orden de las cosas, el pretendiente al trono o el forastero que intenta que le abran las puertas del palacio. En este caso, hermes sabía que no era justo que él viviera en una cueva oscura, pero se habría pasado allí la vida entera si no hubiera desafiado al sistema. La sociedad suele salir beneficiada cuando alguien se desliza hasta la cuidadosamente guardada primera línea para alterar el orden establecido. El estafador a menudo actúa como un profeta con el fin de crear un cambio acelerado hacia el bien social, y al cruzar las líneas revela límites que nadie se había dado cuenta ni siquiera de que existían. Habitalmente neutral, el estafador no es necesariamente consciente del bien y el mal, pero sus actos mismos provocan discusión y revaluación.

   Cuando pensamos en el adorable y divertido bromista del mismo tipo que Hermes, nos viene a la mente un genio indómito y creativo que rompe las estáticas instituciones con una subversiva innovación. Las principales cualidades de Hermes son la flexibiliadad, la adaptabilidad, el humero, la creatividad y una comunicación enormemente mejorada por el intelecto y el lenguaje. Con esos dones, posee la capacidad de aportar un asombroso progreso a la sociedad.

Última actualización ( 22-11-2011 a las 07:01:43 )

Toda la astrologia a tu alcance, crea tu cuenta gratis  para disfrutar sin limites de un apasionante viaje donde el universo encierra las claves de tu propia existencia. Sorpréndete y aprende divirtiendote con los seminarios de astrologia del prestigioso astrólogo jungiano Juan Tolosa Paz, signos del zodiaco, descarga libros de astrologia, el horoscopo  y por supuesto las últimas noticias y articulos que tenemos preparados para tí.

thumbM15.3.jpg